Viajar a Asilah en el Norte de Marruecos

Por 9 noviembre, 2015Información
Asilah Norte de Marruecos

Viajar a Asilah  en el Norte de Marruecos en esta ocasión damos un giro y cambiamos los naranjas y los dorados del Desierto de Merzouga   por el blanco de Asilah probablemente uno de los destinos más  interesantes y fuertes del Norte de Marruecos 

Viajar a Asilah  en el Norte de Marruecos es hacerlo también a un pasado común ya cuando accedemos desde Tanger notamos la presencia que tanto Españoles como Portugueses tuvieron en este enclave, nos llamará la atención erigiéndose como protagonista con  sus dos torres bellamente decorados al estilo barroco sobre fondo blanco  la iglesia de San Bartolomé, construida a principios del siglo XX por Francisco Serra , otros signos inequívocos de la presencia Española son el Ayuntamiento, la oficina de correos y el Bajalato* en lo que antes era la plaza de España, la almadraba en el puerto…..

Y en estas estamos recordando cuando llegamos a la medina la “Linterna de Asilah” calles limpias, con un silencio sorprendente en este siempre ruidoso Marruecos, casas blancas de estilo andalusí y el azul Chaouen, la protegen de los vientos y del rugir del mar la murallas que los Portugueses con Alfonso V al frente construyeron en el siglo XV de todas las puertas vamos a destacar las de Bab Homar la puerta de tierra coronada con una torre y con el escudo del rey de Portugal su oponente la Puerta del mar que forma parte de una pequeña Kasba de ahí su nombre Bab Kasba también en su orígenes construida por los portugueses y que da paso a la gran Kasbah o Alcazaba lugar de emplazamiento de los antiguos cuarteles justo al lado la Mezquita Kebir (Grande) reconocible en la distancia por su almíbar octogonal

En la plaza Sidi Ali Ben Hamdouch, no encontramos con una pequeña mezquita coronada por una torre que es el símbolo de la ciudad La torre Menahem o de los Portugueses y que fue usada por estos como iglesia católica

Sin dejar de ver el mar  no encontramos con lo que fueron las Escuelas Españolas que abren paso al Palacio de Raisuni un bonito edificio que se caracteriza por sus bonitos patios de estilo andalusí y su amplias estancias con vistas al mar

No podemos dejar de visitar el Morabito de Sidi Ahmed el Mansour de la dinastía Saadi, que en la famosa batalla de los tres reyes reconquistó la ciudad.

También podemos visitar otro Morabito el de Lalla Rahma muy famoso entre las mujeres que piden deseo en forma de trabajo o buenas notas las más jóvenes, un ritual a base de henna y velas muy curioso.

 

*Bajalato es una dignidad, un poder sobre las tierras en otra ocasión os hablaremos de ello.

3 comentarios

Comentarios