Oasis de Saf Saf

Por 4 septiembre, 2016Información
oasis-de-saf-saf-01

oasis-de-saf-saf-viajes-amazigh-marruecos-02Visitar el Oasis de Saf Saf es viajar al desierto de Marruecos en clave de exclusividad y silencio, pareciera una quimera pero Lahcene y Nuria nos proponen visitarles en su rincón de Merzane.

Nuestra visita al Oasis de Saf Saf, no es un viaje al Desierto como los que se realizan habitualmente. En está ocasión retiramos todo lo superfluo y nos quedamos con lo esencial: Amplios horizontes aparentemente yermos pero que esconden vida.

 Como complemento a vuestra estancia en Merzouga os invitamos a desviaros en dirección a Erfoud allí en este pequeño pueblo dividido entre tradición y progreso nos esperan nuestros nuevos amigos que serán los que nos acompañen a conocer esté gran oasis de Saf Saf.

oasis-de-saf-saf-viajes-amazigh-marruecos-05En Merzán aun encontraremos pastores nómadas con sus pequeños rebaños de cabras, sencillas casas de adobe con sus huertos y es que a pesar de estar en una de las rutas más turísticas del desierto,  cerca están los famosos yacimientos de fósiles y de piedra baritina, que nos recuerda el pasado como mar de este gran desierto, ahora convertido en un Ikrab (hamamda) esté rincón de Marruecos se resiste a perder del todo su identidad.

 

oasis-de-saf-saf-viajes-amazigh-marruecos-03Esta zona utilizada por el antiguo París – Dakar y escenario de película inigualable con sus caminos de tierra y piedra, perfilados en el horizonte por las montañas de Boutcharfine, nos reserva después de largo camino una sorpresa en forma de oasis el de Sat Sat con sus fuentes de agua cristalina parada y morada de los últimos nómadas del desierto que de forma numantina se resisten a cambiar su forma de vida.

Una vez en el oasis de Saf Saf, podremos darnos un baño y comer a la sombra de las palmeras la sencilla pero gustosa gastronomía de la zona al amor de las brasas, como no dejarse adormecer bajo el rumor del verdadero oro del desierto el agua y la sombra del oasis.

oasis-de-saf-saf-viajes-amazigh-marruecos-04Si extendemos el viaje a  más de una excursión y si tenemos suerte podremos acampar con los grupos nómadas que nos abrirán las puertas de sus casas: grandes Jaimas de pelo de camello y compartir con ellos un trocito de su vida.

En este viaje no esperes haimas y dromedarios detrás de cada duna, no esperes lo que otros te hayan contado del desierto, hablamos de vivir una experiencia única para cada viajero, sujeta al devenir del día.

¿Te vienes?

 

 

Fotos cedidas por Kasbah Luna del Sur

Comentarios